Edulcorantes artificiales afectan la salud y el peso en Canadá

Publicado el Por Notimundo
Edulcorantes artificiales afectan la salud y el peso en Canadá
Canadá: Consumir edulcorantes artificiales te sube de peso

Además, de aumentar de peso tienen graves consecuencias en la salud los edulcorantes artificiales como el aspartamo, la sucralosa y el esteviósido en Canadá

Estos químicos contienen ingredientes cada vez más usados y ampliamente consumidos, especialmente en las bebidas dietéticas; su impacto a largo plazo en la salud es incierto.

Un equipo especialista de la Universidad de Manitoba en Canadá realizó una amplia investigación en la que pudieron relacionar el consumo de edulcorantes artificiales con el aumento de peso y otros problemas de salud.

Para determinar la correlación entre los edulcorantes artificiales con efectos adversos a largo plazo sobre el peso y otros los problemas de salud, los investigadores ejecutaron un análisis sistemático de 37 estudios que monitorizaron a más de 400.000 personas durante un promedio de 10 años.

Entre estos estudios, 7 fueron ensayos controlados aleatorios, los cuales involucraron la participación de más de 1000 personas, que fueron seguidos durante un promedio de 6 meses.

En el meta análisis realizado, los científicos no lograron obtener evidencia definitoria, ni beneficio consistente de que los edulcorantes artificiales favorecieran la pérdida de peso.

Su consumo rutinario conlleva a un riesgo relativamente mayor de aumentar de peso y sufrir obesidad, así como de presentar otros problemas de salud a largo plazo, como presión arterial alta, diabetes y enfermedades del corazón.

El Dr. Ryan Zarychanski, Profesor Asistente de la Facultad Rady de Ciencias de la Salud de la Universidad de Manitoba y autor del estudio, expresó: A pesar de que millones de personas consumen rutinariamente edulcorantes artificiales.

Los datos de los ensayos clínicos que hemos analizado no respaldan los beneficios previstos de los edulcorantes artificiales para el control del peso.

Científicos observar que las personas que consumían una soda artificial endulzada tenía más riesgos en la salud.

Estudios anteriores indican que los consumidores de endulzantes tenía tres veces más riesgo de sufrir un ictus isquémico.

En un estudio realizado por investigadores en Israel, se descubrió que los edulcorantes alteran las bacterias intestinales involucradas en procesos como el metabolismo y la conversión de los alimentos en energía o combustible almacenado.

En 2016, otro estudio mostró que los edulcorantes artificiales potencialmente provocaban que las personas sintieran hambre, haciendo que comieran más.