Niña obligada a casarse con profeta de iglesia mormona

Publicado el Por Notimundo
Niña obligada a casarse con profeta de iglesia mormona
Niña: Condenan a pareja en Canadá

Canadá. -Una niña de 13 años fue obligada por sus padres a casarse con el profeta de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Warren Jeffs en Canadá.

Después de lo ocurrido la pareja fue condenada a prisión por el trafico ilegal de menores para propósitos sexuales.

Los detenidos responden a Gail Blackmore, de 60 años, condenada a siete meses de prisión, mientras que Brandon Blackmore, de 71 años, sentenciado a un año de cárcel.

Ambos detenidos eran integrantes de una comunidad fundamentalista cristiana que practica la poligamia fueron condenados hoy a prisión en Canadá por su participación en el matrimonio forzado de su hija de 13 años.

Sabías que la poligamia, es permitida en los países islámicos, está solo al alcance de una minoría de varones económicamente poderosos”.

Los dos individuos, quienes estuvieron casados y forman parte de una comunidad mormona en la costa oeste de Canadá que tiene más de 500 miembros, ya habían arreglado el matrimonio de su hija de 13 años con el individuo.

En febrero de 2004, la pareja trasladó a su hija a Estados Unidos para casarla con el líder de la iglesia fundamentalista mormona, quien entonces tenía 49 años de edad y más de 80 esposas.

Pocos días después, la niña fue casada con Jeffs, quien la violó y lo grabó en vídeo.

La comunidad de Bountiful, en la provincia de Columbia Británica, ha sido desde hace décadas el exponente de la poligamia en Canadá. Su líder, Winston Blackmore, de 60 años, hermano menor de Brandon y que se autodenomina obispo de la iglesia, es el padre de 132 niños.

Winston Blackmore ha sido investigado en numerosas ocasiones desde hace más de 30 años por la Policía canadiense por las prácticas polígamas de su comunidad, aunque las autoridades del país no lo han procesado judicialmente por dudas sobre la constitucionalidad de las leyes contra la poligamia del país.

Jeffs fue posteriormente detenido en Estados Unidos y en la actualidad cumple una condena a cadena perpetua por la agresión sexual a una niña de 13 años.