Surge un Grito: ¡Rechazo, Total; al Fraude Laboral!…

Publicado el Por Notimundo
Surge un Grito: ¡Rechazo, Total; al Fraude Laboral!…

Surge un Grito: ¡Rechazo, Total; al Fraude Laboral!…

Fraude laboral

*Pararán Senadores Abusos de Empresarios Irresponsables

Política Al Margen. Por Jaime Arizmendi

Política Al Margen. Por Jaime Arizmendi

 Jaime Arizmendi

Argonmexico / El pasado jueves 13, el Senado de la República aprobó con 99 votos a favor la reforma y adición a los artículos 107 y 122 de la Constitución mexicana, con la cual desaparecen las Juntas de Conciliación y Arbitraje, para que todas las demandas laborales entre empleados y patrones sean resueltas por el Poder Judicial.

Dicha reforma agilizará los procedimientos judiciales en materia laboral, siempre en protección del trabajador. Así, –aducen los legisladores–, se evitará la corrupción, la lentitud y, sobre todo, el “coyotaje”. Los conflictos entre patrones y empleados se resolverán por mandato constitucional y, en lugar de laudos, se emitirán sentencias, con mayor fuerza legal.

Es Carlos Puente Salas, coordinador de los senadores del Partido Verde Ecologista de México quien alerta que con esta Reforma Laboral se transforma al sistema de justicia en la materia para beneficiar a los trabajadores, quienes de ese modo tendrán la debida certeza jurídica, por medio de resoluciones eficientes y oportunas respecto a las controversias con sus patrones.

Los procesos estarán acotados a las reglas del Poder Judicial, para proteger a los trabajadores ante actos que vulneren la estabilidad en su empleo. Se transformarán las actuales Juntas Locales, y la Federal de Conciliación y Arbitraje, en un Tribunal Laboral o Juzgados laborales, según corresponda.

Ahora, la resolución de los conflictos trabajadores-patrones estará a cargo de los tribunales laborales del Poder Judicial de la Federación o de las entidades federativas en el ámbito local, en sustitución de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, refiere el vicepresidente de la Cámara de Senadores, Octavio Pedroza Gaitán, al aclarar que no limita los derechos sindicales, sino los fortalece.

“Todas las resoluciones de las Juntas de Conciliación estaban siempre empantanadas y se resolvían sólo a través de prácticas de corrupción…”

Ahora, los presidentes de las Juntas federal y local de Conciliación y Arbitraje se convierten en jueces laborales que dependerán de los poderes de justicia respectivos, y emitirán sentencias en lugar de laudos, mismos que deberán fundarse en la legalidad, imparcialidad, transparencia, autonomía e independencia.

Las reformas aprobadas proponen la creación de un organismo federal descentralizado de conciliación, con autonomía presupuestal y de gestión, con facultades en el orden nacional para el registro de todos los contratos colectivos de trabajo y de las organizaciones sindicales; así como todos los procesos administrativos relacionados.

Dicho organismo contará con personalidad jurídica y patrimonio propio, plena autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión. Más aún, para la designación del titular del órgano descentralizado, el Ejecutivo Federal someterá una terna a consideración de la Cámara de Senadores.

A nivel de cada entidad, los organismos contarán con funciones conciliatorias, y se requerirá que cualquier acción con el órgano jurisdiccional, pase por estas instancias. También garantizará el voto personal, libre y secreto de los trabajadores para elegir a sus dirigentes, la resolución de conflictos entre sindicatos y la solicitud de celebrar un contrato colectivo de trabajo.

Las modificaciones plantean considerar la opinión del sector obrero, para impedir la práctica de los contratos de protección con los cuales se vulneran los derechos de los trabajadores. Igualmente,

De su lado, Rubén Cayetano García, presidente del Colegio de Abogados en Chilpancingo, Guerrero, previno que al quedar abolidas las Juntas de Conciliación y Arbitraje, los litigantes vigilarán las demandas laborales contra los patrones; al advertir que en el Poder Judicial también existen vicios que podrían afectar la imparcialidad ante la aplicación de la justicia social.

Entrevistado al respecto, asegura que estarán muy vigilantes de que esta reforma se aplique de manera justa e imparcial, pues manifestó que aunque ya no van a tener la influencia del Poder Ejecutivo, “en el Poder Judicial también existen vicios que no deben afectar la impartición de justicia laboral”.

Para el priísta guanajuatense Miguel Ángel Chico Herrera, quien preside la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, esta reforma refleja el compromiso y respeto a la lucha del sindicalismo mexicano por los derechos de los trabajadores.

Escuchar las voces de la empresa y el sindicato es parte fundamental del ejercicio democrático, porque ello permite obtener mejores resultados al momento de trabajar a favor de México. “Los derechos de los trabajadores han sido velados por grandes líderes que han comprendido la dignidad de los obreros”.

Al fijar la posición de su partido, el senador del PVEM, Jorge Aréchiga Ávila, dijo que se refrenda el compromiso de protección de los trabajadores; ya que incorpora mecanismos que agilizarán los procedimientos judiciales, mismos que a pesar de anteriores reformas sigue siendo lento y largo.

El senador perredista Luis Sánchez Jiménez sostiene que las modificaciones al sistema laboral, van de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para transitar hacia un mejor sistema judicial de resolución de conflictos laborales.

Va aquí la breve historia de uno de los decenas o cientos de miles de casos patéticos que se registran en el país: Carlos Soto Badillo, Auxiliar de Taller (modelo) cumplía 20 años de estar activo en la Escuela “Esmeralda” Escuela Nacional de Pintura y Escultura del INBAL; pero de pronto, un día se encontró con que fue dado de baja de su empleo.

Y después de haber logrado un Laudo a su favor de parte de la autoridad laboral, acusa en una misiva: ¿Qué Sucede en Bellas Artes? Yo, Carlos Soto Badillo, Auxiliar de Taller “Modelo”, solicito de la manera más atenta, al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Bellas Artes) su respuesta a mi situación.

“Dice la señora Diosa de la Justicia: DADLE A CADA CUAL, LO QUE EN LA VIDA SE HA GANADO. JAMÁS LASTIMES A TUS SEMEJANTES. PERO REFERENTE A MI DEMANDA NO HE TENIDO NOTICIAS DE USTEDES”.

Además, refiere lacónico el afectado: “40 años me avalan dentro de las Artes Plásticas. Mi demanda dice: Carlos Soto Badillo vs Bellas Artes. Pero en esta, como en otras miles de demandas, parece que todo suena hueco. No hay autoridad que pueda finiquitar mi demanda. Sólo espero me cubran los salarios caídos y todo lo que se desprende de mi injustificado despido”.

Con todo, para el presidente del Colegio de Abogados de Chilpancingo, como para muchos otros luchadores por los derechos laborales de cada trabajador: lo que se debe garantizar de manera primordial es la imparcialidad, el derecho de acceso a la justicia laboral y el debido proceso. Y nada de que el que traga más saliva, come más pinole. Porque se puede atragantar…

Contacto:

argondirector@gmail.com 

argonmexico@gmail.com