La Narro bajo acoso

Publicado el Por Notimundo
La Narro bajo acoso
La Narro bajo acoso

Horizonte ciudadano. Por: Rosa Esther Beltrán.

Con sus más de 90 años como institución educativa en la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAN); podrían estallar mañana dos huelgas.

No se puede negar que la Narro es una institución de educación pública que mantiene un merecido reconocimiento a nivel nacional e internacional y esto es gracias a sus avances; y grandes aportaciones en investigación y desarrollo agrícola.

Como es sabido, esta Universidad Agrícola nació en 1923 gracias a la generosidad de don Antonio Narro quien decidió donar toda su fortuna y su hacienda a fin de  crear una institución educativa que formara agricultores profesionales; en ese entonces México era una nación  dedicada a actividades mayoritariamente agrícolas y le urgía modernizar y llevar el progreso al campo.

Durante 94 años la UAAAN ha dado a México; y al mundo resultados de gran importancia en investigación agrícola. Con la abandono de las actividades agrícolas por parte de los gobiernos mexicanos; aparentemente la importancia de la Narro ha decaído, no obstante; su número de alumnos se mantiene en poco más de 5 mil; en Saltillo 2 mil 780; en el Campus Laguna 2 mil 124 y en Chiapas 252 (2014).

Una característica de la UAAAN es la diversidad del origen de su alumnado los que en especial provienen de estados del centro y sur-sureste del País; llama la atención la incorporación de  grupos étnicos como los Tzeltales; Tzotziles; originarios de  Chiapas; los Hñahñu y Nahuas del Estado de México, del Valle de Mézquital; Hidalgo; mixtecos y Triques de Oaxaca, hay grupos que provienen de Guanajuato e incluso de nacionalidades latinoamericanas como ecuatorianos; venezolanos y panameños.

Si la huelga estalla mañana; los alumnos deberán emigrar a sus comunidades; pero lo grave es la suspensión de las actividades académicas significan pérdida de tiempo a veces irrecuperable; aunque dicen que al Rector le conviene la huelga porque se ahorra muchos millones de pesos en lo que significan los servicios a los alumnos.

Aparentemente, el Rector pretende amedrentar a los trabajadores advirtiéndoles que, de haber huelga; la Narro podría cerrarse, con ello quiere “lavarse las manos”; como Pilatos, el problema más grave de los trabajadores es la desatención al desabasto de medicamentos en las clínicas del Magisterio; a pesar de que los derechohabientes no dejan de aportar.

También la  falta de pago al fondo de pensiones que asciende ya a casi 73 millones de pesos, al Rector le interesa que los trabajadores renuncien a prestaciones y esto es con el fin de congraciarse con el Gobernador y quedar bien con él; a quien dice le debe mucho; de manera que según su dicho con los trabajadores no tiene compromiso y mañana los dos sindicatos, el de trabajadores administrativos y académicos podrían estallar sus respectivas huelgas; con lo que la Narro ira al garete porque el rector muestra  que es más fuerte el compromiso que siente hacia el Gobernador que hacia su comunidad académica y el alumnado.

Por su parte, el Rector sigue sin presentar propuestas de modificación  al Contrato Colectivo de Trabajo; a pesar de que la dirigencia del sindicato académico elaboró un estudio muy amplio, aunque en las pláticas presentaron un pliego mínimo a fin de mostrar su ánimo de negociación; como respuesta; el rector está pidiendo a los trabajadores que renuncien a prestaciones adquiridas en años anteriores y que los nuevos trabajadores no cuenten con las prestaciones actuales.

Lo evidente es que Jesús Valenzuela se comporta como un esquirol, alguien a quien no le importa la Universidad; sino quedar bien con el Gobierno, qué lamentable para esa egregia Universidad, estar en manos de un Rector entreguista y sin dignidad académica; él es una amenaza. El “Trumpismo” se propaga.

Última hora: Luego de la asamblea celebrada ayer entre el SUTUAAAN y Rectoría de la Narro; se dio a conocer que quedó conjurada la huelga tras aceptar los trabajadores un aumento del 5.06 por ciento de incremento salarial.