‘¿Es Andrés Manuel populista?’

Publicado el Por Notimundo
‘¿Es Andrés Manuel populista?’
‘¿Es Andrés Manuel populista?’

Panóptico. Por: Luis García Abusaíd.

Andrés Manuel sueña ser invitado por un grupo de visionarios populistas a una asamblea en Calakmul, centro ceremonial maya ubicado en Campeche.

Con el sol detrás, iluminado llega al centro, vestido de blanco, descalzo y con una corona de jazmines sobre su cabeza. Sonriente hace el signo de amor y paz a los asistentes, quienes desde un presídium le aplauden de pie.

Ahí están los populistas nacionalistas: Juan Perón de Argentina, Getúlio Vargas de Brasil y Lázaro Cárdenas de México. También los populistas neoliberales de cuño reciente: Carlos Menem de Argentina y Alberto Fujimori de Perú. Finalmente están los más entusiastas, los populistas de izquierda o postneoliberales: Daniel Ortega de Nicaragua, Rafael Correa de Ecuador, Evo Morales de Bolivia y su líder moral, Hugo Chávez de Venezuela.

Los aplausos y vítores se prolongan por 30 minutos. Al terminar toman asiento los integrantes del presídium y solicitan a Andrés Manuel sentarse en la única silla frente al mismo.

Daniel Ortega: Bienvenido, Andrés Manuel. Estamos reunidos para certificar tu adherencia a los principios populistas latinoamericanos. Responde breve, por favor.

AMLO: Sí, don Daniel.

Getúlio Vargas: ¿Estás consciente de que tu llegada a la antesala del poder es resultado de la profunda desigualdad entre ricos y pobres, el desprestigio del PRI y del PAN y la ausencia de Estado de Derecho?

AMLO: Sí.

Lázaro Cárdenas: ¿Eres tan nacionalista como yo?

AMLO: Soy su fan “nomber uan” don Lázaro. Inspirado en su ejemplo y en los de Juárez y Madero, instauraré una República Amorosa con una Constitución Moral para lograr el renacimiento de nuestro amado México. Por tanto, habré de regresar a nuestras raíces nacionalistas.

Juan Perón: ¿Te consideras un líder carismático?

AMLO: Sí.

Carlos Menem:

¿Diriges tu discurso al pueblo no a las clases sociales y lo ensalzas como el depositario único de la honestidad y la dignidad popular?

AMLO: Sí.

Alberto Fujimori: En ese discurso, enfatizas tu crítica a la clase política gobernante y a los partidos políticos corruptos?

AMLO: Sí. Todos contra “la mafia en el poder” y el PRIAN. El pueblo es mi amo y yo lo obedezco.

Evo Morales:

¿Movilizarás ese pueblo cuántas veces sea necesario para realizar referéndums y aprobar o rechazar reformas estructurales y refrendar cada dos años la continuidad de tu mandato?

AMLO: Sí.

Rafael Correa: ¿Combatirás la corrupción y, con los ahorros derivados de la misma, fortalecerás el mercado interno y ampliarás el bienestar de jóvenes y personas de la tercera edad?

AMLO: Sí.

Hugo Chávez: Hijo mío, ven a mis brazos. Sin ser los mismos tú y yo, te pareces un poco, ¡qué un poco, un mucho a todos nosotros! Por eso te digo, “parte, (como lo dije alguna vez en encendido discurso), lleno de optimismo, lleno de luz, (y) de fe en Cristo, para seguir batallando y venciendo” en tu México lindo y querido. ¡El populismo contigo no morirá!

AMLO sonríe nervioso y sólo atina a hacer el signo de amor y paz con ambas manos en alto.

Los hombres del presídium le aplauden de pie, algunos como Cárdenas lagrimean, todos, sin embargo, lo aclaman jubilosos mientras cientos de palomas blancas emprenden el vuelo contra ese bello amanecer selvático enclavado en el pasado maya de Campeche.

Suena el despertador, pero Andrés Manuel cierra los ojos con fuerza para mantenerse en el sueño para siempre.

¿O estaba soñando despierto?