Trump acusó a China y Rusia de manipular divisas

Publicado el Por Notimundo
Trump acusó a China y Rusia de manipular divisas
Trump arremete contra China y Rusia

El presidente Donald Trump acusó verbalmente a China y a Rusia de manipular indebidamente sus divisas de manera que les otorga injustas ventajas comerciales desde este lunes.

“Rusia y China están jugando a devaluar su moneda mientras Estados Unidos eleva las tasas de interés. ¡No es aceptable!”, tuiteó el presidente.

La acusación, realizada sin evidencia ni corroboración alguna, contradice directamente el informe emitido el viernes por el Departamento del Tesoro de Trump, en el cual no se acusó a ninguno de esos países de bajar artificialmente el valor de su divisa, según The Washington Post.

En vez de ello, en el reporte se determinó que hace poco la moneda china se movió en una dirección que debe de beneficiar a los exportadores de Estados Unidos.

El mensaje por Twitter también podría constituir la primera crítica a pesar de ser indirecta que Trump dirige al nuevo director de la Reserva Federal Jerome H. Powell. En la segunda parte del post presidencial se menciona que Estados Unidos está “aumentado los índices de interés” para continuar inmediatamente diciendo “¡No es aceptable!”.

Por el momento no se pudo determinar si Trump quiso decir que era inaceptable el comportamiento de Rusia y China, si resultaba inaceptable la decisión de la Reserva de elevar las tasas de interés o lo inaceptable era toda la dinámica.

Es extremadamente poco común que algún funcionario de la Casa Blanca critique al director de la Reserva, pues se supone que el banco central sea independiente y esté protegido de interferencias políticas.

Al parecer en el mensaje por Twitter Trump alega que China y Rusia están contribuyendo a mantener su divisa barata a fin de ayudar a las empresas a exportar durante un momento cuando Estados Unidos está subiendo sus tasas de interés.

Trump se encuentra en una tensa batalla comercial con China

Tras haber acusado a Pekín de cerrar sus mercados a los exportadores de Estados Unidos de manera que perjudica a los fabricantes de dicho país.

Durante su campaña 2016, en forma desafiante anunció que durante su primer día en la Presidencia designaría a China como “manipulador de divisas”.

Estados Unidos no ha calificado oficialmente a China de “manipulador de divisas”, medida que desencadena un proceso de consulta entre ambos países e intensifica las tensiones.