Rafaguean taquería “Los Tarascos” en Acapulco, muere otra mujer

Publicado el Por Notimundo
Rafaguean taquería Los Tarascos en Acapulco, muere otra mujer

Rafaguean taquería “Los Tarascos” en Acapulco, muere otra mujer

“Los Tarascos”

Negocios que no paguen el “derecho de piso” tendrán estos ataques por los diferentes grupos armados que gobiernan la ciudad de Acapulco.

Los criminales actúan con precisión y coordinación para intimidar, matar y dejar mensajes claros a los establecimientos comerciales de comida. Pequeños vendedores ambulantes, cualquier empresario o persona que quiera emprender su negocio. Así como realizar una inversión en Acapulco; tienen que pedir permiso y pagar al gobierno de sicarios que dominan la violenta ciudad a placer y antojo. De lo contrario los rafaguean sin importar que haya clientes en el lugar, inclusive no es importante si mueren.

Esta noche hombres armados iniciaron una fuerte balacera en la Taquería “Los Tarascos”; ubicada en la Calzada Pie de la Cuesta del hermoso balneario de playas.

El ataque del gobierno criminal arrojó una mujer muerta; por los impactos de arma de asalto que portaba el grupo de homicidas. La infortunada fémina fue identificada como Ivette, quien contaba con 30 años de edad.

Un guardia de seguridad de la empresa JOBAMEX, que responde al nombre de Carlos Antonio, resguardaba el establecimiento de comida; resultó gravemente herido al repeler el ataque en la fuerte balacera propiciada por los sicarios.

Los hechos

El vigilante fue trasladado a un hospital para su atención médica, mientras que la infortunada joven que comía tranquilamente en el lugar, su cuerpo fue llevado a las instalaciones de la Morgue. Se rumora que uno de los hampones resultó muerto.

Ese es el peligro que existe en la bella ciudad de Acapulco, salen a comer o a bailar a algún antro y muchas veces no regresan con vida a sus hogares, llegan en un ataúd llenando de luto, dolor, llanto, rabia y frustración los hogares de los acapulqueños.

Mientras que la clase política que gobierna, se dedica a realizar obras, el gran negocio por el diezmo que reciben por parte de las compañías constructoras, sin que los supervise alguna autoridad federal. O sea, es legal robar de esa manera.

La escena del crimen fue resguardada para evitar que fuera contaminada por los curiosos que pasaban por el lugar, después llegó personal de la fiscalía para realizar las primeras y ultimas investigaciones del caso, para finalmente darle carpetazo y mandarla al cajón del olvido.